Ana Ramos

De niña me apasionaba contar historias, a veces sin un principio, muchas sin un final… No había hilo conductor, ni personajes definidos, no existía introducción, nudo y desenlace… todo eso lo aprendí después, mucho después… “Esta niña tiene demasiada imaginación” ¡cuántas veces escuché esa frase en casa pronunciada con cierta sorpresa! Mi abuela nació en … Leer más